es
Бесплатно
Francisco de Quevedo y Villegas

Sueños

El título completo de estas piezas, a medio camino entre la crónica y la narración, es Sueños y discursos de verdades descubridoras de abusos, vicios y engaños, en todos los oficios y estados del Mundo. El texto fue escrito, poco a poco, entre 1606 y 1623, y de él circularon abundantes Manuscritos, aunque no se imprimieron juntos hasta 1627. Se trata de cinco narraciones cortas de inspiración lucianesca donde se pasa revista a diversas costumbres, oficios y personajes populares de su época, siempre con una intención crítica y de denuncia casi periodística y con un andamiaje narrativo (incluidos los diálogos) en los que hay una presentación, una exposición de personajes y hechos y un epílogo.

Las cinco piezas de esta obra son: El Sueño del Juicio Final (llamado también después El sueño de las calaveras); El alguacil endemoniado (retitulado El alguacil alguacilado); El sueño del Infierno (o Las zahúrdas de Plutón, en otra versión); El mundo por de dentro (que mantuvo ese título siempre) y El Sueño de la Muerte (también conocido como La visita de los chistes).
154 бумажные страницы

Впечатления

    👍
    👎
    💧
    🐼
    💤
    💩
    💀
    🙈
    🔮
    💡
    🎯
    💞
    🌴
    🚀
    😄

    Как вам книга?

    Вход или регистрация

Цитаты

    Alejandra Arévaloцитирует2 года назад
    Los sueños dice Homero que son de Júpiter y que él los envía, y en otro lugar que se han de creer.
    Jose Lopezцитируетв прошлом году
    todos. Yo creí que las mujeres se morían cuando se volvían dueñas, y que las dueñas no
    Samir Coley Galbánцитируетв прошлом году
    Leí con admiración las cinco profecías de Pero Grullo, y estaba meditando en ellas cuando por detrás me llamaron. Volvime, y era un muerto muy lacio y afligido, muy blanco y vestido de blanco, y dijo:

    —Duélete de mí, y si eres buen cristiano, sácame de poder de los cuentos de los habladores y de los ignorantes que no me dejan descansar, y méteme donde quisieres.

    Hincose de rodillas, y despedazándose a bofetadas, lloraba como niño.

    —¿Quién eres —dije— que a tanta desventura estás condenado?

    —Yo soy —dijo— un hombre muy viejo a quien levantan mil testimonios y achacan mil mentiras; yo soy el Otro, y me conocerás, pues no hay cosa que no lo diga «el Otro», y luego, en no sabiendo cómo dar razón de sí, dicen: «Como dijo el Otro». Yo no he dicho nada, ni despego la boca. En latín me llaman quidam, y por esos libros me hallarás abultando renglones y llenando cláusulas. Y quiero, por amor de Dios, que vayas al otro mundo y digas cómo has visto al Otro, en blanco, y que no tiene nada escrito, y que no dice nada, ni lo ha de decir ni lo ha dicho, y que desmiente desde aquí a cuantos me citan y achacan lo que no saben, pues soy el autor de los idiotas y el texto de los ignorantes. Y has de advertir que en los chismes me llaman «cierta persona», y en los enredos «no sé quién», y en las cátredas «cierto autor», y todo lo soy el desdichado Otro. Haz esto y sácame de tanta desventura y miseria.

На полках

    Dani Loru
    Libros gratis
    • 21
    • 140
    Alejandra Arévalo
    Sputnik: Taller de poesía
    • 16
    • 97
    Любовь Анатольевна
    Español para siempre
    • 80
    • 45
    Tatyana Deribas
    Испанский
    • 61
    • 40
fb2epub
Перетащите файлы сюда, не более 5 за один раз